fbpx

Usted está utilizando un navegador obsoleto. Por favor, actualice su navegador para mejorar su experiencia.

You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

Contacta con nosotros ->

4 aspectos clave de los techos móviles de cristal que garantizan la estanqueidad al agua y aire.

La estanqueidad se define como la capacidad de un sistema de cerramiento para impedir que el agua pase desde la cara exterior al interior de […]

La estanqueidad se define como la capacidad de un sistema de cerramiento para impedir que el agua pase desde la cara exterior al interior de la estancia.

Cuando se trata de evitar el paso del aire o viento se suele emplear el término «hermeticidad», pero el significado es el mismo.

Dentro del mundo de la carpintería metálica, la estanqueidad de los sistemas es una de las mayores preocupaciones tanto para fabricantes, como para prescriptores y usuarios.

Este concepto se vuelve especialmente interesante en el caso de los techos móviles y fijos  ya que, por definición, están pensados para proteger a las personas y mobiliario a los que cubren.

En este artículo, te contamos un poco más sobre cómo en Airclos fabricamos nuestros sistemas de cubiertas de forma totalmente estanca al agua.

Evitar el estancamiento de agua en cerramientos móviles y fijos es primordial

Cuanto más tiempo y cantidad de agua se estanque sobre el sistema, mayor será el riesgo de que se produzca alguna fuga, creando pequeñas filtraciones o incluso dañando el mecanismo si la filtración es abundante o persiste en el tiempo.

Para evitar el estancamiento, nuestros sistemas de cubiertas cuentan con varias características que repasaremos a continuación, siendo éstas especialmente importantes en el caso de los techos corredizos.

Pendiente mínima del 8% y sistema de desagüe

Las épocas de intensas lluvias son las más peligrosas en estos casos, ya que el riesgo de acumulación de agua sobre el techo es mayor.

Para ello, nuestros techos retráctiles cuentan con dos características esenciales que garantizan el drenaje del agua de forma instantánea: la pendiente y el desagüe.

  • Esta pendiente deberá ser mínimo de un 8% para garantizar que el agua corre de forma correcta hacia el desagüe.
  • El diseño del sistema de desagüe dependerá de las características del proyecto estudiadas previamente por nuestro equipo técnico, aunque el diseño estándar está compuesto por un canalón y un mínimo de dos pilares bajantes.

 

Vidrios con decalado

Los vidrios utilizados en los cerramientos fijos y móviles Airclos se insertan a ras en el marco de aluminio y se sellan con una junta de silicona estructural que crea una superficie totalmente lisa en la que resulta imposible que se produzcan estancamientos de agua.

Felpudos y juntas de estanqueidad para evitar filtraciones

El producto cuenta con sistemas diferente de juntas de estanquidad y felpudos colocados estratégicamente entre las hojas y en los cubrecarriles para evitar filtraciones.

Son especialmente importantes estos últimos ya que evitan daños en el sistema y garantizan una mayor durabilidad del producto.

Otros complementos que garantizan la estanqueidad y hermeticidad total

Otros complementos, como los sensores de lluvia o la conexión remota del techo motorizado gracias a la domótica, también serán grandes aliados a la hora de evitar que entre agua en la estancia cubierta pese a no estar directamente relacionados con la estanqueidad.